image_pdfimage_print

 

 

Según Wikipedia

Global Justice Now (Justicia Global Ahora), anteriormente conocido como el Movimiento Mundial para el Desarrollo (WDM), es una organización de miembros con sede en el Reino Unido que hace campaña sobre temas de justicia global y desarrollo en el Sur Global.

La organización produce investigaciones sobre temas relacionados con el mundo en desarrollo y el libre comercio. Ejemplos de ello son su trabajo en contra de acuerdos comerciales como el TTIP, o la forma en que se ha utilizado la ayuda del Reino Unido[1].

Gran parte de su investigación está dirigida a intentar demostrar cómo el poder de las corporaciones, apoyado por los gobiernos, tiene un efecto adverso sobre quienes viven en la pobreza.

 

Objetivos

Sus objetivos son:[2]

  • Trabajar con, y amplificar las voces de, los grupos que están luchando contra la apropiación de sus recursos, tales como los alimentos, el agua y la energía.
  • Movilizar a la gente en el Reino Unido para crear un cambio.
  • Usar los sistemas políticos para controlar el poder de las grandes empresas.

 

Estructura organizativa

Global Justice Now tiene una red de grupos locales, así como miembros individuales, y una oficina en Edimburgo desde la cual se administra Global Justice Scotland[3] Participa en redes internacionales como la red Our World is Not for Sale sobre comercio y globalización corporativa[4] y el Foro Social Mundial[5].

Global Justice Now tiene una organización benéfica asociada, Global Justice Now Trust, que financia las actividades benéficas de Global Justice Now[6].
Historia

Justicia Global Ahora comenzó en 1969 como ‘Acción para el Desarrollo Mundial’ (AWD). Muchas de las personas que participaron en la recogida de un millón de firmas en una petición sobre el desarrollo mundial han visto la necesidad de hacer campaña política, algo que la ley de caridad impide a las organizaciones benéficas de desarrollo llevar a cabo. El AWD fue lanzado formalmente por agencias de ayuda como Oxfam y Christian Aid, y por diversas iglesias.

El Movimiento Mundial para el Desarrollo se formó en 1970 y amplió el trabajo de AWD, pero como un cuerpo separado con sus propios grupos miembros para decidir sus políticas y prioridades. Su constitución se modificó posteriormente para permitir que tanto los individuos como los grupos locales se convirtieran en miembros.

Global Justice Now fue cofundador de la Fairtrade Foundation en 1992, Jubileo 2000 en 1997, el Trade Justice Movement en 2000 y la movilización contra la pobreza  Make Poverty History en 2005.

A finales de 2006, Global Justice Now trasladó sus oficinas de Brixton a un nuevo local en 66 Offley Road en Kennington, Londres.

El 1 de enero de 2015 la organización pasó a llamarse Global Justice Now como parte de un relanzamiento más amplio[7][8].

 

Campañas destacadas

Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP)

Justicia Global Ya está haciendo campaña contra TTIP, el propuesto acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y los Estados Unidos. Argumenta que las regulaciones de seguridad, los derechos de los trabajadores, las reglas de protección del medio ambiente y las regulaciones de las normas alimentarias están todas amenazadas por el TTIP[9].

El cambio climático

Global Justice Now considera que el cambio climático es una cuestión de justicia climática. En 2009 hicieron campaña con éxito para detener las nuevas centrales eléctricas de carbón en Kingsnorth, Kent y Hunterston en Ayrshire porque la organización consideraba que cualquier plan para nuevas centrales eléctricas de carbón era incompatible con los planes para abordar el cambio climático[10].

A partir de 2010, Global Justice Now realizó una campaña sobre la deuda climática oponiéndose a los planes del gobierno del Reino Unido de dar dinero en forma de préstamos climáticos a los ya muy endeudados países pobres del Sur global[11].

 

Controversia

Global Justice Now firmó un controvertido acuerdo de asociación con Ecotricity del que se benefician financieramente, por el cual los partidarios que cambian su suministro de energía a Ecotricity, reciben un pago de hasta £60[se necesita una citación] a Global Justice Now[12][13] El propietario de Ecotricity, Dale Vince, según se informa, emplea estrategias agresivas de evasión de impuestos para reducir al mínimo sus obligaciones tributarias.Esto entra en conflicto directo con las campañas de Justicia Fiscal de Global Justice Now para que las empresas rindan cuentas para que paguen la parte que les corresponde de los impuestos en los países en los que operan[15] Además, Ecotricity emplea a G4S Utility Services para sus servicios de lectura de contadores, una subsidiaria de la controvertida multinacional G4S que, según se informa, está implicada en abusos generalizados de los derechos humanos[16][17] Como organización de justicia social, se criticó a Global Justice Now por ser indirectamente cómplice de abusos de los derechos humanos como resultado de su relación continua con Ecotricity. En respuesta a las quejas sobre el uso de G4S por parte de Ecotricity, Dale Vince aseguró que terminaría el contrato con G4S Utility Services en 2014 y luego renunció a su promesa cuando Ecotricity anunció que había renovado su contrato con G4S Utility Services por otro período de 4 años desde enero de 2016 hasta diciembre de 2020[18][19].

Global Justice Now terminó su asociación con Ecotricity a principios de 2016.

Global Justice Now puso fin a su asociación con Ecotricity a principios de 2016, tras una revisión de las preocupaciones sobre su asociación con G4S.[cita necesaria] La organización dio garantías de que su asociación se estableció en un momento en que Ecotricity era la opción más ética para promover a sus partidarios que estaban preocupados por los impactos ambientales y climáticos de su uso de la energía. También agregaron que la terminación de la asociación no fue provocada por ninguna de las quejas recibidas ni por ninguna crítica abierta o pública, como se desprende de este anuncio.

 

Fuente: Global Justice Now about us

Global Justice Now es una organización democrática de justicia social que trabaja como parte de un movimiento global para desafiar a los poderosos y crear un mundo más justo e igualitario.

Movilizamos a la gente en el Reino Unido para el cambio y actuamos en solidaridad con aquellos que luchan contra la injusticia, particularmente en el sur del mundo.

El funcionamiento actual del mundo es injusto e inaceptable.

Unos pocos utilizan los recursos del mundo para generar una riqueza y un poder increíbles para sí mismos. Mientras tanto, muchos millones de personas no pueden acceder a los recursos esenciales -como alimentos y agua, vivienda y energía, atención sanitaria y educación- que necesitan para llevar una vida decente.

Las élites políticas han ayudado a las grandes empresas a apoderarse de nuestros recursos y a subvertir nuestra democracia, alimentando la pobreza, la desigualdad y la injusticia.

Sigue siendo cierto que la pobreza y la injusticia son más agudas en el sur del mundo, que sigue sin contar con su riqueza y sus recursos. Pero hay niveles de pobreza cada vez más profundos en el norte del mundo.

Los mercados financieros, los acuerdos comerciales unilaterales y la privatización le quitan el control a la gente común, especialmente a los más pobres. Hacemos campaña, producimos investigación, hacemos demandas políticas y tomamos medidas para exponer y enfrentar esta adquisición corporativa. Trabajamos con otros en un movimiento global para construir alternativas que antepongan a las personas al beneficio.

Un mundo mejor es posible: un mundo en el que nuestros recursos y nuestras decisiones sobre cómo utilizarlos están en manos de muchos, no de unos pocos; un mundo en el que los recursos están disponibles para todos, no sólo para aquellos que pueden permitírselos.

Los movimientos populares ya están cambiando el mundo al confrontar el poder de las grandes empresas y ofrecer alternativas al mismo, afirmando el control democrático sobre todo, desde los sistemas alimentarios hasta la infraestructura energética.

Necesitamos hacer grandes cambios en el mundo. Pero esto no sucederá de la noche a la mañana porque el poder rara vez es cedido fácilmente por aquellos que lo poseen. Es por eso que tratamos de construir un movimiento a largo plazo por la justicia basado en las perspectivas de aquellos que resisten directamente a la injusticia. Esto incluye

Amplificar las voces de los grupos que intentan impedir la apropiación de sus recursos;
Forjar una comunidad para el cambio aquí en el Reino Unido;
Usando el sistema político para controlar el poder de las grandes empresas.

Todas estas actividades ayudan a la gente común de todo el mundo a reclamar el poder en sus sociedades y a realizar los grandes cambios que llamamos justicia económica y social.
Movimiento Mundial para el Desarrollo