Fuente: About Ge-Bu

 

Objetivo.

 

La Fundación Geneesmiddelenbulletin publica un boletín mensual destinado a cualquier persona involucrada en la prescripción y el suministro de medicamentos. Su propósito es promover un enfoque más racional de la farmacoterapia, cuyo enfoque principal es su utilidad para la práctica diaria, para los grupos locales de debate de farmacoterapia de médicos generales y farmacéuticos y para la enseñanza de la farmacoterapia en las universidades. Sus artículos y discusiones sobre nuevos productos en particular, se esfuerzan por ofrecer una imagen lo más completa posible de toda la investigación relevante para que los lectores, sin impedimentos de sesgo, puedan sacar sus propias conclusiones. El Geneesmiddelenbulletin (Gebu) utiliza estos artículos como base para un enfoque de medicina basado en la evidencia, ya que esto añade valor a la información que presenta.

La Fundación Geneesmiddelenbulletin es una organización imparcial, independiente de terceros, como la industria farmacéutica, departamentos gubernamentales, organizaciones profesionales y grupos de pacientes. El Geneesmiddelenbulletin participa activamente en la Sociedad Internacional de Boletines de Drogas (ISDB).

Versiones en inglés. A partir de febrero de 2014, los resúmenes y conclusiones de los artículos principales y los tableros de anuncios se traducen al Inglés y se publican junto con las referencias bibliográficas en el sitio web. El diseño de estas secciones en inglés es el mismo que el holandés.

Artículos generales. También encontrará una sección con dos artículos generales sobre el Geneesmiddelenbulletin en inglés. Se ocupan del papel de los boletines de medicamentos y las calificaciones de los medicamentos

 

 

Historia


El Geneesmiddelenbulletin se publicó por primera vez en 1967 bajo los auspicios de la Dirección de Salud Pública en el antiguo Ministerio de Asuntos Sociales y Salud Pública holandés. En ese momento, los desarrollos dinámicos en el campo de la farmacoterapia y la falta de fuentes objetivas de información sugirieron que había una necesidad entre los prescriptores de información independiente sobre productos farmacéuticos. La American Medical Letter on Drugs and Therapeutics (1959) y el British Drug and Therapeutics Bulletin (1962) se utilizaron como modelos para la nueva revista. Originalmente, el Geneesmiddelenbulletin contenía muchos artículos traducidos de estas publicaciones hermanas en inglés, pero creció  la demanda de artículos más específicamente relevantes a la situación en los Países Bajos. Obviamente, las recomendaciones para el uso de antibióticos en los Estados Unidos, por ejemplo, no se aplican automáticamente en los Países Bajos.
En 1988, el Geneesmiddelenbulletin estuvo durante algún tiempo bajo amenaza de cierre. Esto no se debió a ninguna crítica de la calidad del boletín, sino a una consecuencia de las operaciones de reducción de costos por parte del gobierno. La acción concertada de muchos de los actores  involucrados con el boletín impidió su desaparición. El boletín fue privatizado en 1990, y publicado por la fundación independiente Geneesmiddelenbulletin, y como se informó en Gebu 1999; 33: 1-4, “… su existencia continuada está hoy en día totalmente asegurada”.
Sin embargo, la existencia del Geneesmiddelenbulletin se vio amenazada nuevamente en 2003, cuando el entonces Ministro de Salud, Bienestar y Deportes anunció la intención de reducir su subsidio en un 90%. El apoyo masivo de médicos y farmacéuticos en forma de numerosos correos electrónicos, faxes y cartas logró convencer al Ministro de que esto tendría consecuencias altamente indeseables. Al final, el subsidio de la revista se redujo en solo un 10%, con la condición de que la revista se acomodara dentro de una organización más grande, el Consejo Nacional de Seguros de Salud (CVZ). Las ventajas esperadas de la cooperación con CVZ, sin embargo, no se materializaron. En particular, resultó difícil combinar la independencia editorial de la revista con el deseo de la CVZ de controlar todas las declaraciones hechas bajo su responsabilidad. Este problema llegó a un punto crítico cuando comenzaron a presentarse casos judiciales promovidos por compañías farmacéuticas. Las dos partes decidieron amistosamente finalizar su colaboración, y el Geneesmiddelenbulletin comenzó una colaboración técnica con la revista Medisch Contact. Se estableció una nueva Fundación Geneesmiddelenbulletin. Durante el período de transición, en 2009, el Ministerio intentó limitar el objetivo de la revista al de un boletín informativo sobre guías de tratamiento. Sin embargo, esta sugerencia también encontró una resistencia feroz, y el Parlamento holandés votó en contra del plan, por lo que esta tercera amenaza a la identidad y la existencia continuada de Geneesmiddelenbulletin también se evitó. En 2016, el Ministro dijo al Parlamento que el Ministerio continuará siendo el principal patrocinador de la revista.
Mientras tanto, el Ministerio sí impuso algunas condiciones adicionales. Ahora se esperaba que Ge-Bu discutiera no solo los medicamentos sino también los dispositivos médicos. Además, el Ministerio expresó el deseo de que la revista, que siempre había aparecido solo en forma impresa, se convirtiera en una revista basada en la web completa con opciones para la comunicación en línea y la interacción con otras organizaciones e instituciones holandesas interesadas en información sobre fármacos. Para facilitar la comunicación, la gerencia decidió adoptar el acrónimo “Ge-Bu” como el nombre de la revista, en lugar del nombre completo “Geneesmiddelenbulletin.
La transición de la versión impresa al sitio web como medio principal de Ge-Bu tuvo lugar en 2017, aunque la versión en papel sigue existiendo (https://www.ge-bu.nl/artikel/papieren-editie-en-digitalisering-van-het-geneesmiddelenbulletin-stand-van-zaken and https://www.ge-bu.nl/artikel/papier-en-digitaal).