Según Wiokipedia:

La celiaquía o enfermedad celíaca (EC) es un proceso crónico, multiorgánico autoinmune,a​ que lesiona primeramente el intestino y puede dañar cualquier órgano o tejido corporal.Afecta a personas que presentan una predisposición genética. Está producida por una “intolerancia” permanente al gluten (conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno –TACC– y productos derivados de estos cereales), pero no se trata de una simple intolerancia alimentaria ni mucho menos de una alergia, ni de un trastorno únicamente digestivo como tradicionalmente se consideraba.​ Actualmente se sabe que es realmente una enfermedad sistémica,​ ya que la respuesta inmunitaria anormal causada por el gluten puede dar lugar a la producción de diferentes autoanticuerpos que pueden atacar a cualquier parte del organismo.

….

Tras los recientes avances producidos en el conocimiento de la enfermedad celíaca, actualmente queda patente que no se puede identificar ni diagnosticar siguiendo los criterios empleados tradicionalmente, salvo en casos excepcionales. Tanto los síntomas que se asociaban con la enfermedad celíaca como los criterios diagnósticos han evolucionado, la población tiene una creciente información y los profesionales de la salud necesitan actualizarse para adaptarse a esta nueva situación.

 

Aproximación diagnóstica paso a paso en la celiaquía

 

Fuente: Coeliac disease BMJ Best Practice actualizado a 14 de Nov de 2018.

 

La enfermedad celíaca puede presentarse de muchas formas variadas y requiere un alto grado de sospecha clínica.

Presentando caracteristicas

Los pacientes con síntomas gastrointestinales inexplicables (incluidos los diagnosticados con síndrome del intestino irritable y / o dispepsia), diarrea crónica, anemia por deficiencia de hierro inexplicable o una erupción cutánea compatible con dermatitis herpetiforme deben someterse a una prueba para detectar la enfermedad celíaca.
Otras situaciones que pueden inducir a las pruebas incluyen retraso en el desarrollo, baja estatura, deficiencia de vitaminas (B12, D o folato), estomatitis aftosa recurrente, aborto espontáneo recurrente e infertilidad.

Investigaciones

Antes de realizar la prueba, es crucial asegurarse de que el paciente ingiera gluten, ya que todas las pruebas de diagnóstico se normalizarán con una dieta sin gluten.

1. serología
• Se debe evaluar el título de inmunoglobulina A-tejido transglutaminasa (IgA-tTG). [34] [35] Aunque no está respaldado por evidencia, a menudo se solicita la evaluación cuantitativa de IgA para evaluar la deficiencia de IgA.
• El anticuerpo endomisial (EMA) es una alternativa más costosa a la IgA-tTG, con mayor especificidad pero menor sensibilidad, que puede usarse si no está disponible la IgA-tTG. [36] A diferencia de tTG, que es un test inmunoabsorbente ligado a enzimas, EMA se basa en la inmunofluorescencia y, por lo tanto, es operador dependiente.
• En los pacientes con deficiencia de IgA, solicitar la serología del péptido gliadina deamidada por IgG (DGP), aunque la precisión diagnóstica de esta prueba es algo menor que la de la IgA-tTG.  Se debe recomendar a los pacientes con un nivel elevado de IgA-tTG que sigan una dieta que contenga gluten y que sean remitidos para una biopsia duodenal. También es razonable proceder a una biopsia duodenal en pacientes con deficiencia de IgA. La IgG-tTG fue anteriormente una de las pruebas serológicas comunes para la enfermedad celíaca en individuos con deficiencia de IgA conocida o sospechada. Sin embargo, esta prueba ha sido reemplazada en gran medida por la nueva y más precisa IgG DGP o IgA / IgG DGP.
• Un resultado normal de la prueba de IgA-tTG e IgA es adecuado para excluir un diagnóstico en pacientes con un bajo índice clínico de sospecha de enfermedad celíaca.

2. histología
• Se debe recomendar a los pacientes con un nivel elevado de IgA-tTG que sigan una dieta que contenga gluten y que se los recomiende una biopsia duodenal.
• Las biopsias de intestino delgado se deben obtener independientemente del resultado de IgA-tTG en pacientes con un alto índice clínico de sospecha. Sin embargo, los pacientes pediátricos con síntomas compatibles con la enfermedad celíaca y un título alto de IgA-tTG (por encima de 10 veces el rango normal para el laboratorio) pueden seguir haciéndose EMA confirmatorio y antígeno de leucocitos humanos (HLA) -DQ2 / -DQ8. Si ambos son positivos, la enfermedad celíaca se puede diagnosticar sin una biopsia de intestino delgado.
• Los cambios en la biopsia duodenal en la enfermedad celíaca generalmente se clasifican según la clasificación de Marsh, de 0 a 4.  Para diagnosticar la enfermedad celíaca, los linfocitos intraepiteliales deben estar aumentados y la hiperplasia de criptas y atrofia de vellosidades. La presencia de uno solo de estos cambios plantea la posibilidad de un diagnóstico diferente.
• La presencia de cambios celíacos típicos en la histología duodenal con mejoría clínica en una dieta sin gluten confirma el diagnóstico. Ya no es necesaria una repetición de la biopsia duodenal después de la eliminación del gluten para la verificación final.

3. Pruebas de HLA
• Se puede usar para descartar la enfermedad celíaca en pacientes que ya llevan una dieta sin gluten o en pacientes con enteropatía idiopática celíaca, pero no es útil para el diagnóstico.

4. Endoscopia
• Atrofia y festoneado de pliegues mucosos; Se puede observar la nodularidad y el patrón de mosaico de la mucosa, pero estos hallazgos no son sensibles para el diagnóstico de la enfermedad celíaca.

 

 

PARA SABER MÁS