Según Medline plus

El dolor en el hombro es cualquier dolor en o alrededor de la articulación del hombro.

El hombro es la articulación de mayor movilidad en el cuerpo humano. Un grupo de 4 músculos y sus tendones, llamado el manguito de los rotadores, le da al hombro su amplio rango de movimiento.

La hinchazón, el daño o los cambios óseos alrededor del manguito de los rotadores pueden ocasionar dolor en el hombro. Usted puede experimentar dolor al levantar el brazo por encima de la cabeza o al moverlo hacia adelante o detrás de la espalda.

La causa más común de dolor en el hombro se presenta cuando los tendones del manguito de los rotadores quedan atrapados bajo la zona en el hombro. Los tendones se inflaman o se dañan. Esta afección se denomina tendinitis del manguito de los rotadores o bursitis.

El dolor en el hombro también puede ser causado por:

  • Artritis en la articulación del hombro.
  • Espolones óseos en la zona del hombro.
  • Bursitis, que es la inflamación de un saco lleno de líquido (bolsa) que normalmente protege la articulación y le ayuda a moverse con más suavidad.
  • Fracturas de los huesos del hombro.
  • Dislocación del hombro.
  • Separación del hombro.
  • Síndrome del hombro congelado que ocurre cuando los músculos, los tendones y los ligamentos que se encuentran dentro del hombro se ponen rígidos y hacen que el movimiento sea difícil y doloroso.
  • Sobrecarga o lesión de los tendones cercanos, como los músculos bíceps de los brazos.
  • Desgarros de los tendones del manguito de los rotadores

Estos son algunos consejos para ayudar a que el dolor en el hombro mejore:

  • Aplique hielo en la zona del hombro durante 15 minutos y luego retírelo por otros 15 minutos. Repita esto 3 a 4 veces al día por 2 a 3 días. Envuelva el hielo en un trozo de tela. No lo aplique directamente sobre la piel ya que puede ocasionar congelamiento.
  • Deje descansar el hombro durante unos cuantos días.
  • Reanude gradualmente la actividad regular. Un fisioterapeuta puede ayudarle con esto de una manera segura.
  • Tomar ibuprofeno o paracetamol (Tylenol) puede ayudar a disminuir la inflamación y el dolor.

Los problemas del manguito de los rotadores también se pueden tratar en casa.

  • Si usted ha tenido dolor en el hombro anteriormente, utilice hielo e ibuprofeno luego de hacer ejercicio.
  • Aprenda ejercicios para estirar y fortalecer los tendones del manguito de los rotadores y los músculos del hombro. Un médico o un fisioterapeuta le pueden recomendar este tipo de ejercicios.
  • Si se está recuperando de una tendinitis, siga realizando ejercicios para el rango de movimiento para evitar el hombro congelado.
  • Practique una buena postura para mantener los músculos y tendones del hombro en las posiciones correctas.

Cuando nada es efectivo se suele recomendar cirugía, pero ¿es efectiva?. De esto trata el estudio publicado en The Lancet que traducimos a continuación

 

Fuente: The Lancet.Arthroscopic subacromial decompression for subacromial shoulder pain

 

La descompresión subacromial artroscópica (descompresión del espacio subacromial mediante la eliminación de espolones óseos y tejidos blandos artroscópicamente) es una cirugía común para el dolor subacromial del hombro, pero su eficacia es incierta. Hicimos un estudio para evaluar su efectividad e investigar el mecanismo para la descompresión quirúrgica.

Los hombros dolorosos representan una carga socioeconómica sustancial 1,  representa el 2 · 4% de todas las consultas de atención primaria en el Reino Unido2, y 4 · 5 millones de visitas anuales a los médicos en los EE. UU3. El dolor subacromial representa hasta el 70% de todos los dolores de hombro 4, y pueden perjudicar la capacidad de trabajar o realizar tareas domésticas 5, 6. El costo total anual medio de tratar pacientes con dolor en el hombro se estima en € 4139, y los costos por licencia por enfermedad y atención secundaria aumentan sustancialmente los costos totales.

Se ha propuesto una causa anatómica para el dolor subacromial, por la cual se produce un contacto mecánico entre los tendones del manguito de los rotadores y el acromion suprayacente o espolón óseo que a menudo se forma en el margen anteroinferior del acromion, estrechando el espacio subacromial. El estrechamiento hace que el contacto físico sea más probable, particularmente en ciertas posiciones del brazo (conocido como arco doloroso) 8. La afección a veces se conoce como pinzamiento. Aunque muchos pacientes con dolor subacromial son tratados, y responderán, al tratamiento no quirúrgico exclusivamente 9, la intervención quirúrgica se usa a menudo como una opción de tratamiento precoz o en casos recalcitrantes. Esta intervención implica la descompresión del espacio subacromial mediante la eliminación del espolón óseo y cualquier tejido blando involucrado por artroscopia, un procedimiento conocido como descompresión subacromial artroscópica. Las indicaciones para la cirugía son persistentes y dolor subacromial severo en el hombro combinado con restricciones funcionales que son resistentes a las medidas conservadoras. Sin embargo, la efectividad de este procedimiento es incierta. Algunos informes sugieren que la cirugía no puede ser más efectiva que la terapia con ejercicios 10, mientras que otros informan buenos resultados de la cirugía.11 El número de pacientes sometidos a descompresión subacromial en Inglaterra (Reino Unido) aumentó siete veces de 2523 en 2000 a 21 355 en 2010 12.

Algunos estudios han intentado evaluar la efectividad de la descompresión subacromial frente a un control. Un ensayo aleatorizado controlado13, comparó la descompresión más la bursectomía subacromial con bursectomía sola y no informó diferencias significativas en el resultado clínico entre los grupos. Dichos estudios apoyan la teoría de que someterse a una intervención quirúrgica para el dolor subacromial da como resultado un efecto placebo significativo y que la eliminación del espolón óseo subacromial y el tejido blando podrían no ser necesarios. No se han informado ensayos aleatorizados con pacientes con dolor subacromial para evaluar si la descompresión es más efectiva que una artroscopia de investigación diagnóstica, o no hacer nada (ningún tratamiento).

Los objetivos de nuestro trabajo “¿Es útil la Artroscopía del hombro?” El estudio (CSAW) tuvo dos aspectos: comparar la cirugía del hombro con y sin el elemento quirúrgico esencial (descompresión quirúrgica versus artroscopia solamente) para investigar el mecanismo de descompresión quirúrgica y comparar la cirugía (descompresión y artroscopia exclusivamente para el dolor subacromial del hombro sin tratamiento a evaluar la efectividad de la intervención quirúrgica

Evidencia antes de este estudio

El dolor de hombro es común y representa una carga sustancial para la sociedad. La descompresión subacromial se introdujo en 1972 como un tratamiento para el dolor subacromial de hombro sin evidencia de alto nivel y ahora es uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes en ortopedia. La razón es que el dolor en el hombro es causado por contacto físico durante el movimiento del brazo entre los tendones del manguito rotador y un espolón de hueso o tejido blando asociado que se proyecta desde el acromion de la escápula, y la extirpación quirúrgica del espolón óseo y del tejido blando (descompresión ) elimina este contacto y, por lo tanto, cura o reduce los síntomas.

Valor agregado de este estudio

Hasta donde sabemos, este es el estudio más grande para comparar la cirugía con ningún tratamiento y es el primer ensayo publicado de cirugía de hombro que incluye una comparación con placebo. Ambos tipos de cirugía fueron mejores que ningún tratamiento, pero las diferencias no fueron clínicamente significativas, lo que cuestiona el valor de este tipo de cirugía para los pacientes. Tampoco hubo diferencias en los resultados entre la cirugía de descompresión y la cirugía de placebo (solo artroscopia) para estas indicaciones. El mecanismo del efecto del tratamiento en los pacientes que recibieron cirugía podría ser el resultado de un efecto placebo, fisioterapia postoperatoria u otros factores. La eliminación de espolones óseos y tejidos blandos no confirió un beneficio adicional claro.