•  Según un estudio muy difundido publicado exactamente hace un año en The Lancet: Interpretation of the evidence for the efficacy and safety of statin therapy: “Los resultados son tajantes al afirmar que “prácticamente todos los efectos secundarios que se atribuyen comúnmente a las terapias con estatinas no están causadas por ellas”. El estudio indicaría que solo en un número limitado de casos se presentaron efectos secundarios adversos, como dolor muscular. Y enfatizaron que los beneficios para la salud de tomar las estatinas superan con creces los problemas asociados a sus efectos secundarios.
    Pero Malcolm Kendrick el médico escocés autor de The Great Cholesterol Con (2008) y Doctoring Data (2014) no está de acuerdo según nos muestra en la siguiente entrada de su blog que a continuación se traduce:

    Algunos de ustedes habrán notado que los investigadores ahora han decidido que las estatinas no tienen ningún efecto secundario. Para ser pedante, el término correcto no son los efectos secundarios, sino los eventos adversos (EA) relacionados con los medicamentos. Un efecto secundario puede ser positivo o negativo.

    Para demostrar que las estatinas no causan efectos adversos, se publicó un artículo en The Lancet titulado: “Eventos adversos asociados con el tratamiento con estatinas no cegados, pero no con ceguera, en el Brazo reductor de lípidos de ensayo anglosajón escandinavo (ASCOTO). LLA): un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo y su fase de extensión no aleatorizada no ciega”.

    Un título virtualmente impenetrable que podría significar casi cualquier cosa. Pero el mensaje clave se puede encontrar aquí:

    “Estos análisis ilustran el llamado efecto nocebo, con una tasa de exceso de informes de EA relacionados con los músculos solo cuando los pacientes y sus médicos sabían que se estaba utilizando la terapia con estatinas y no cuando se cegaba su uso. Estos resultados ayudarán a asegurar tanto a los médicos como a los pacientes que la mayoría de los EA asociados con estatinas no están relacionados causalmente con el uso del fármaco y deberían ayudar a contrarrestar el efecto adverso sobre la salud pública de afirmaciones exageradas sobre los efectos secundarios relacionados con las estatinas”.

    Financiamiento: Pfizer, Servier Research Group y Leo Laboratories

     

    Declaración de los autores en el estudio original ASCOT [The Lancet vol 361 5 de abril de 2003. Pp1149-1158] ‘El ensayo Anglo-Scandinavian Outcomes Trial (ASCOT) es un ensayo aleatorizado multicéntrico independiente, iniciado por un investigador y dirigido por un investigador, diseñado para comparar dos estrategias de tratamiento antihipertensivos  para la prevención de eventos coronarios … ‘

    Financiamiento del estudio original ASCOT: Pfizer, Servier Research Group y Leo Laboratories

     

    El estudio ASCOT fue publicado hace más de quince años.

    Hubo mucho ruido sobre este estudio en la radio, el periódico y la televisión. Al menos lo hubo en el Reino Unido. El profesor Peter Sever, uno de los autores, y un investigador clave, declaró en la radio que los prospectos que advierten los efectos adversos relacionados con los fármacos deberían eliminarse del envase, ya que simplemente alientan a los pacientes a creer que están sufriendo efectos adversos. También afirmó que las estatinas causaron problemas musculares en menos de uno de cada diez mil pacientes.

    Tiendo a estar en desacuerdo con él. Me pidieron ser entrevistado en varias estaciones de radio, incluida la BBC escocesa, y escribí un artículo de periódico para el periódico Scotsman. Se muestra a continación:

     

    La gran pega de las estatinas

    Ayer, me pidieron que apareciera en varios programas para analizar un estudio que “probaba” que las estatinas no causaban ningún efecto secundario. O, como máximo, pueden causar dolores musculares en alrededor de una de cada diez mil personas, no más. Al mismo tiempo, las estatinas salvan miles de vidas al año. Por lo tanto, todos deberían tomarlas, y los pacientes deberían ignorar a los médicos alarmistas, como yo, supongo, que afirman que los efectos secundarios son comunes y potencialmente graves.

    En la radio, el profesor Peter Sever, autor principal del estudio, sugirió que se eliminen los prospectos que advierten sobre los efectos secundarios, porque una vez que el paciente lee que pueden haber efectos secundarios, es más probable que sufra de ellos, e informarlos. El llamado efecto ‘nocebo’. Lo opuesto al efecto placebo, según el cual las personas que toman medicamentos piensan que mejorarán o que su dolor se verá reducido.

    No hay duda de que el efecto nocebo es real, aunque el efecto placebo también es real, ¿estos dos efectos simplemente  se cancelan entre sí? Esta es un área de la medicina difícil, que desentraña lo que es real, de lo que se imagina.

    Sin embargo, vi a mi suegro no poder caminar mientras tomaba estatinas. Lo empujábamos en una silla de ruedas hasta que, finalmente, aceptó detener sus estatinas. En ese momento pudo caminar una buena distancia nuevamente e incluso subir escaleras nuevamente. ¿Un efecto ‘nocebo’? Todo en la mente? No claro que no.

    Tenía un paciente con dolores abdominales tan severos que iba a someterse a una laparotomía de estudio para establecer qué los causaba. Ninguna investigación había revelado nada. Le sugerí que detuviera las estatinas y los dolores desaparecieron por completo en dos días. Todo en la mente? He hablado con muchos otros médicos de cabecera que han informado haber visto efectos secundarios en muchos pacientes.

    Supongo que si intentas promover las estatinas lo más fuerte posible, y construiste tu reputación académica al realizar pruebas con estatinas, querrás promoverlas lo más posible. Algunos “expertos” incluso han sugerido colocar estatinas en el suministro de agua.

    Pero este último informe lleva las cosas a un punto completamente ridículo.

    ¿Puedo yo, como médico de cabecera, simplemente decir a los pacientes que informan efectos secundarios que ‘no tiene un efecto secundario, no existen, es simplemente en su mente.’ No, esto sería completamente ridículo, y una negación total de su trabajo, que es escuchar lo que los pacientes le dicen. No tomar una posición paternalista horrible,” yo sé más”.

    Por otro lado, los beneficios de las estatinas han sido publicitados en un grado casi completamente ridículo. Nos dicen que reducen el riesgo de tener un ataque cardíaco en un 30%, lo que suena muy impresionante, si usted, como casi todos, incluido yo, no entendemos las estadísticas.

    La realidad es que, a menos que haya tenido un ataque cardíaco previo, las estatinas no tienen ningún efecto sobre la mortalidad general. Para decirlo de otra manera, no salvan vidas. Ni siquiera previenen ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares en mujeres sin antecedentes de enfermedad cardíaca.

    La estadística que realmente quiere saber sobre las estatinas es la siguiente. Si ha tenido un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular y toma una estatina durante cinco años, aumentará su expectativa de vida en 4.2 días. Equilibre eso con un veinte por ciento de posibilidades de tener efectos secundarios, algunos de los cuales son muy desagradables y duraderos, y puede ver por qué no soy fanático de las estatinas.

    Actualmente estoy revisando el documento original de ASCOT (N del T: Prevention of coronary and stroke events with atorvastatin in hypertensive patients who have average or lower-than-average cholesterol concentrations, in the Anglo-Scandinavian Cardiac Outcomes Trial—Lipid Lowering Arm (ASCOT-LLA): a multicentre randomised controlled trial;Peter S Sever et als; Published: 05 April 2003; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12686036) para saber exactamente qué estudiaron, qué encontraron y cosas por el estilo. El problema de tratar de entender una investigación como esta es que hay cifras, y más cifras, y criterios de datos y exclusión, y cosas que no están completamente explicadas. Por lo tanto, es difícil hacer una declaración sobre esta saga completa, sin muchas horas de investigación detallada.

    Sin embargo, ciertamente puedo comentar sobre el hallazgo clave del reciente artículo de Lancet ‘nocebo’. Clave o no, es el hallazgo sobre el que hicieron más ruido (N del T: Gupta, A, Thompson, D, Whitehouse, A et al. Adverse events associated with unblinded, but not with blinded, statin therapy in the Anglo-Scandinavian Cardiac Outcomes Trial—Lipid-Lowering Arm (ASCOT-LLA): a randomised double-blind placebo-controlled trial and its non-randomised non-blind extension phase. Lancet. 2017; 389: 2473–2481. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28476288).

    “Durante la fase no cegada no aleatorizada, los eventos adversos relacionados con los músculos (EA) se informaron a una tasa significativamente más alta para los participantes que tomaron estatinas que por los que no (161 [1 · 26% por año] frente a 124 [1] · 00% por año]; 1 · 41 [1 · 10-1 · 79]; p = 0 · 006). ‘

    Para traducir: 161 personas (de más de seis mil) se quejaron de dolor muscular mientras tomaban estatinas, y 124 personas que tomaron un placebo se quejaron de dolor muscular. En total, 37 personas más se quejaron de dolor muscular en la estatina. Esto no es, lo que yo llamaría, mucho. Fue un aumento absoluto, en el riesgo de informar efectos adversos, del 0.26%.

    Compare y contraste esta cifra con los hallazgos del estudio “Statin USAGE”. Hasta donde yo sé, este fue el estudio más grande para ver por qué las personas toman y  luego dejan de tomar, las estatinas:

    El estudio  USAGE – “Entender el uso de estatinas en Ama y las lagunas en la educación” – es la encuesta más grande conocida sobre colesterol realizada en los EE. UU., Que involucra a más de 10,100 usuarios de estatinas. La encuesta USAGE explora las percepciones, las actitudes, los comportamientos y las preocupaciones de los pacientes sobre las estatinas, los medicamentos recetados con más frecuencia para tratar el colesterol alto. “Http://www.statinusage.com/Pages/about-survey-respondents.aspx

    Se encontraron varias cosas. La más importante de ellas es cuántas personas dejaron de tomar sus estatinas después de un año. Un asombroso 75%. ¿Por qué se detuvieron?

    Más de seis de cada diez encuestados (62%) dijeron que interrumpieron su estatina debido a los efectos secundarios, siendo  el factor secundario (17%) el costo de la medicación. Solo el 12% de los encuestados citaron la falta de eficacia en el tratamiento del colesterol como una razón para suspender su medicación. En promedio, los encuestados que experimentaron efectos secundarios debido a su estatina dejaron de tomarlas después de probar dos estatinas diferentes.

    Tres de cada diez encuestados experimentaron efectos secundarios de dolor y/o debilidad muscular, y el 34% dejó de tomar estatinas debido a estos efectos secundarios sin consultar con su médico “.

    Por lo tanto, por un lado, lo que el estudio TheLancet descubrió fue que el 0,26% de los pacientes adicionales informaron dolor muscular, cuando sabían que estaban tomando una estatina. Por otro lado, la encuesta Statin USAGE encontró que el 30% de las personas experimentan dolor muscular y / o debilidad cuando toman estatinas. Ahora, intenta hacer que esas dos cifras coincidan.

    Se podría argumentar que el efecto nocebo solo puede representar el 0.26% de los efectos adversos. Por lo tanto, el otro 29.74% (30% en el estudio STAIN USAGE – 0.26% efectos nocebo) representa la tasa real de efectos adversos. Podría argumentarse que los ensayos clínicos controlados aleatorios no reflejan la experiencia de tomar medicamentos en el contexto del mundo real. Podría decirse que podemos  creer en uno solo de estos estudios, pero no en ambos.

    Por otro lado, podría ud. indagar algo y preguntarte por qué los investigadores decidieron repentinamente “extraer datos” de un estudio de hace casi veinte años, no creado para observar los efectos adversos como un punto final primario, para demostrar que las estatinas no tiene ningún efecto adverso Luego podría ver quién financió esa investigación y usted podría preguntarse por qué una compañía que actualmente es demandada en los EE. UU. por no resaltar los efectos adversos de las estatinas, decidió utilizar un estudio para demostrar que las estatinas no tienen efectos adversos.

    Alternativamente, podría preguntarle a las personas que han tomado estatinas, si sufrieron efectos adversos, y tratar de hacer coincidir el número que afirman que lo hacen, con la cifra de  uno de cada diez mil del profesor Peter Sever. Y buena suerte con eso. Es difícil, me parece, no pensar que “el que paga al gaitero decide la melodía”.

     

     


    Por otro lado, en otra entrada de su blog: Malcolm Kendrick refiere:

     

    Al enfatizar el costo por Año de vida ajustado por calidad (QALY), NICE claramente está asumiendo que la cuestión clave es la reducción de la mortalidad y que las estatinas producen muy pocos efectos adversos. Nosotros cuestionaríamos esto fuertemente.

    Los niveles de eventos adversos informados en los ensayos con estatinas contienen anomalías preocupantes. Por ejemplo, en el Estudio de Prevención Coronaria de West of Scotland (WOSCOPS, el primer estudio de prevención primaria realizado), la incidencia acumulada de mialgia fue del 0,06% en el brazo de estatinas y del 0,06% en el grupo de placebo3.

    Sin embargo, el estudio METEOR encontró una incidencia de mialgias de 12.7% en el brazo de Rosuvastatin y de 12.1% en el brazo de placebo4. Si bien se puede entender que una formulación diferente de estatinas podría causar una tasa diferente de mialgia, es difícil ver cómo el placebo podría, en un estudio, causar una tasa de mialgia de 0,06% y 12,1% en otro. Esta es una diferencia de doscientas veces en una prueba que dura menos de la mitad del tiempo.

    Además, la tasa de efectos adversos en los brazos de estatinas y placebo de todos los ensayos ha sido casi idéntica. La comparación exacta entre los ensayos no es posible, debido a la falta de datos completos, y se utilizan diversas medidas de efectos adversos, de diferentes maneras. Sin embargo, aquí hay una breve selección de los principales estudios de estatinas.

    AFCAPS/TEXCAPS: Efectos adversos totales con Lovastatina 13.6%: Placebo 13.8%

    4S: Efectos adversos totales con simvastatina 6%: Placebo 6%

    CARDS: Efectos adversos totales con atorvastatina 25%: Placebo 24%

    HPS: Tasas de discontinuación de simvastatin 4.5%: Placebo 5.1%

    METEOR: Efectos adversos totales con  rosuvastatina 83.3%: Placebo 80.4%

    LIPID: Efectos adversos totales 3.2% con Pravastatina: Placebo 2.7%

    JUPITER: Tasas de discontinuación de 25% con Rosuvastatina 25% placebo. Serios efectos adversos 15.% Rosuvastatina y 15.5% placebo

    WOSCOPS: Efectos adversos totales.  Pravastatina 7.8%: Placebo 7.0%

    Curiosamente, la tasa de efectos adversos de la estatina es siempre muy similar a la del placebo. Sin embargo, las tasas de efectos adversos del placebo van del 2.7% al 80.4%, una diferencia de treinta veces.

    Los verdaderos niveles de eventos adversos

    También nos preocupa que la tasa de efectos adversos en los estudios posteriores a la comercialización sea, en la mayoría de los casos, muy superior a la encontrada en los estudios previos a la comercialización. En parte, esto se debe al hecho de que las poblaciones de ensayos clínicos estudiadas en ensayos previos a la comercialización son altamente seleccionadas. Además, los ensayos patrocinados por la industria incluyen períodos preliminares previos a la asignación al azar en los que no se aceptan aquellos que no toleran las estatinas. Por lo tanto, los pacientes de los ensayos no representan a la población que realmente tomará los medicamentos en el mundo real. Los ECA pueden, por lo tanto, subestimar groseramente los efectos adversos, como la miopatía o el deterioro cognitivo, 7 y no detectar las interacciones medicamentosas, p.e. amlodipino y estatinas.

    Hallazgos importantes de otros estudios no patrocinados por la industria

    Un ensayo controlado aleatorio doble ciego que comparó 1.016 pacientes de bajo riesgo que recibían simvastatina 20 mg o 40 mg de pravastatina con placebo mostró que ambos fármacos tienen un efecto adverso significativo sobre / fatiga puntuación de ejercicio- energía con un 40% de las mujeres que puntuaron una reudcción energética o fatiga por el esfuerzo. 9 La reducción de la capacidad de ejercicio en un grupo saludable cuando la inactividad física es un importante contribuyente al desarrollo de la enfermedad cardiovascular es extremadamente contraproducente.

    Un gran estudio observacional en el que participaron 153.840 mujeres posmenopáusicas de entre 50 y 80 años inscritas en el estudio Iniciativa de salud de la mujer descubrió que las estatinas se asociaron con un aumento del riesgo del 48% de desarrollar diabetes.8

    Posibles síntomas psiquiátricos como depresión, pérdida de memoria, confusión y reacciones agresivas también se han asociado con el uso de estatinas. (10)

    La disfunción eréctil, para tomar otro efecto adverso significativo, no se menciona en los ensayos con estatinas. Sin embargo, cuando se buscaba específicamente, alrededor del 20% de los hombres parecía estar afectados. (11)

    Más información sobre efectos secundarios de las estatinas

     

    Fuente: Salud y fármacos traduciendo Therapeutics Letter en 2014: Los daños demostrados y asociados a las estatinas

    Fuente: Prescrire: Colesterol 2017: un riesgo ligeramente mayor de diabetes tipo 2 con todas las estatinas