image_pdfimage_print

La información de salud para ciudadanos se dirige a una audiencia general en lugar de pacientes individuales. A diferencia de la educación del paciente, la información sobre la salud para ciudadanos no precisa obligatoriamente mediación (o interpretación) por profesionales de la salud. Se puede encontrar en una variedad de formatos de medios de comunicación, y se hace disponible donde se encuentra otra información general, como Internet y bibliotecas públicas locales.


Su único propósito es proporcionar información clara y directa a los consumidores. Mientras la educación del paciente tiene la intención específica de explicar exámenes y tratamientos para los pacientes y sus familias. Tiene como objetivo aumentar la concienciación sobre temas de salud y bienestar en general. Se proporciona sin mucha (o ninguna) interpretación por los proveedores de salud (o bibliotecarios, para el caso), pero puede estar cambiando debido a la toma de decisiones compartidas en la medicina. Los ciudadano en general se distinguen de los pacientes porque no buscan necesariamente información basada en una queja o enfermedad específica.

 

Se encuentra en una serie de medios incluyendo medios sociales: