image_pdfimage_print

 

Fuente:BMJ Open 2016: Falta de asociación o asociación inversa entre el colesterol de lipoproteínas de baja densidad y la mortalidad en los ancianos: una revisión sistemática

 

Una nueva revisión sistemática publicada en 2016 en BMJ plantea la duda de que el colesterol sea tan determinandte como se piensa del riesgo cardiovascular. Lo que sigue es una traducción de su resumen:

OBJETIVO: Es bien sabido que el valor de la concentración total de colesterol es un factor de riesgo de mortalidad cardiovascular y de mortalidad por todas las causas cuyo efecto disminuye con el envejecimiento. No obstante, poco se sabe sobre si el colesterol LDL, que es un componente del colesterol total, se asocia a alguna modificación de la mortalidad en las personas de edad avanzada. El objetivo de este trabajo fue investigar esta asociación.

MÉTODOS: Se buscaron en PubMed los estudios de cohortes en los que se hubiera investigado el colesterol LDL como factor de riesgo de la mortalidad por todas las causas y/o de la mortalidad cardiovascular en personas de =60 años de la población general.

RESULTADOS: Se identificaron 19 estudios de cohortes con 30 cohortes, con un total de 68.094 personas, en los que se registró la mortalidad por todas las causas en 28 cohortes y la mortalidad cardiovascular en 9 cohortes.

Se registró una asociación inversa entre la mortalidad por todas las causas y el colesterol LDL en 16 cohortes (en 14 de ellas estadísticamente significativa), que incluían un 92% de los participantes en los que se examinó esta asociación. En el resto de las cohortes no se registró ninguna asociación. En dos cohortes, la mortalidad cardiovascular fue máxima en el cuartil de participantes con los valores más bajos de colesterol LDL y la diferencia fue estadísticamente significativa; en 7 cohortes no se registró asociación.

CONCLUSIONES: En la mayoría de los mayores de 60 años, los valores elevados de colesterol LDL tienen una asociación inversa con la mortalidad. Este resultado está en contradicción con la hipótesis del colesterol (es decir, que el colesterol, y sobre todo el colesterol LDL, es aterogénico por sí mismo). Puesto que las personas de edad avanzada con niveles elevados de colesterol LDL viven igual o más que las que tienen un colesterol LDL bajo, nuestro análisis aporta razones para poner en duda la validez de la hipótesis del colesterol. Además, nuestro estudio constituye una base para revisar las guías de práctica clínica en las que se recomienda la reducción farmacológica del colesterol LDL en las personas de edad avanzada como componente de las estrategias de prevención de la patología cardiovascular.